EL INTERCAMBIO

Escrito el 09/02/2021
Raul Villarreal

Hebreos 10:14

Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

 

Perfectos y para siempre describen un sacrificio (ofrenda) que comprende todas las necesidades del ser humano

Un solo acto soberano de Dios que reunió toda la culpa y el sufrimiento de la humanidad en un solo momento.

Este acto de Dios resuelve todos los problemas del hombre.

 

¿De qué estamos hablando? De la Muerte (ofrenda) de Jesús en la Cruz.

 

¿Qué pasó en esa Cruz? Hubo un intercambio:

Jesús sufrió en lugar nuestro las consecuencias del mal que merecíamos por nuestros pecados,

Y nosotros recibimos el bien que merecía la obediencia sin pecado de Jesús.

 

¿Cómo me hago merecedor de este intercambio? POR LA FE EN JESÚS

 

Efesios 2:4-9

4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,
5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),
6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.
8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
9 no por obras, para que nadie se gloríe

 

El mal debido a nosotros lo cargó Jesús para que, a cambio, el bien debido a la obediencia de Jesús nos fuera dado a nosotros.

 

  1. Jesús fue CASTIGADO para que nosotros pudiésemos ser PERDONADOS

Jesús fue HERIDO para que nosotros pudiéramos ser SANADOS    

 

Isaías 53:4-6

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros

 

Jesús: llevó enfermedades, sufrió dolores, herido, molido, castigado, llagado y cargó en él el pecado nuestro.

 

Nosotros: Salud, Paz, Salvación, Libres de Culpa.

 

1ª Pedro 2:24

Quien llevó el mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

 

  1. Jesús fue hecho PECADO por NUESTROS PECADOS y nosotros fuimos hechos JUSTOS por SU JUSTICIA

 

2ª Corintios 5:21

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

 

  1. Jesús murió NUESTRA MUERTE para que nosotros pudiéramos compartir SU VIDA

 

Romanos 6:23

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

 

Hebreos 2:9

Vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

 

  1. Jesús se hizo POBRE con NUESTRA POBRESA para que nosotros pudiésemos ser RICOS con SUS RIQUEZAS.

 

2ª Corintios 8:9

Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

 

  1. Jesús cargó con nuestra VERGÜENZA para que nosotros pudiéramos compartir SU GLORIA

 

Mateo 27:35-43

35 Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes.

36 Y sentados le guardaban allí.
37 Y pusieron sobre su cabeza su causa escrita: ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS. 

38 Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda. 

39 Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza,
40 y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz. 

41 De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: 

42 A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. 

43 Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; porque ha dicho: Soy Hijo de Dios. 

 

Hebreos 2:10

10 Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos. 

 

  1. Jesús soportó el RECHAZO que nos tocaba para que nosotros pudiésemos tener la ACEPTACIÓN de él como hijos de Dios.

 

Mateo 27:46

46 Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? 

 

Efesios 1:3-6

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

 

Conclusión

 

Gálatas 3:13-14

Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero) para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

 

Juan 1:9-12 (RV1960) 

9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;