El carácter de Cristo

Escrito el 29/08/2022
Raul Villarreal

Isaías 26:1-4 (RV1960) 

1 En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro.

2 Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades.

3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

4 Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.

 

Isaías 26:2-4 (NTV) 

2 Abran las puertas a todos los que son justos; dejen entrar a los fieles.

3 ¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos!

4 Confíen siempre en el SEÑOR, porque el SEÑOR DIOS es la Roca eterna.

 

Isaías 26:3-4 (NVI) 

2 Abran las puertas, para que entre la nación justa que se mantiene fiel.

3 Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.

4 Confíen en el SEÑOR para siempre, porque el SEÑOR es una Roca eterna.

 

Carácter: del griego χαράττειν (charáttein) 'hacer una incisión, marcar'.

  • Señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo.

  • Conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o deuna colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás. El carácter insufrible de Fulano.

  • Fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía. Una persona de carácter.

  • Señal espiritual que queda en una persona como efecto de un conocimiento oexperiencia importantes.

 

Falta de carácter.

 

2a Crónicas 13:7 (RV1960) 

7 Y se juntaron con él hombres vanos y perversos, y pudieron más que Roboam hijo de Salomón, porque Roboam era joven y pusilánime, y no se defendió de ellos.

 

2a Crónicas 13:7 (NVI) 

7 Unos hombres ociosos y malvados se unieron a Roboán hijo de Salomón, cuando este era joven y débil de carácter, y se le impusieron, de modo que no pudo hacerles frente.



 

Deuteronomio 8:1-2 (RV1960) 

1 Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres.

2 Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.

 

Deuteronomio 8:1-2 (NTV) 

1 »Asegúrate de obedecer todos los mandatos que te entrego hoy. Entonces vivirás y te multiplicarás, y entrarás en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus antepasados y la poseerás. 

2 Recuerda cómo el SEÑOR tu Dios te guió por el desierto durante cuarenta años, donde te humilló y te puso a prueba para revelar tu carácter y averiguar si en verdad obedecerías sus mandatos.

 

Salmo 105:17-22 (RV1960) 

17 Envió un varón delante de ellos; A José, que fue vendido por siervo.

18 Afligieron sus pies con grillos; En cárcel fue puesta su persona.

19 Hasta la hora que se cumplió su palabra, El dicho de Jehová le probó.

20 Envió el rey, y le soltó; El señor de los pueblos, y le dejó ir libre.

21 Lo puso por señor de su casa, Y por gobernador de todas sus posesiones,

22 Para que reprimiera a sus grandes como él quisiese, Y a sus ancianos enseñara sabiduría.

 

Salmo 105:17-22 (NTV) 

17 Luego envió a un hombre a Egipto delante de ellos: a José, quien fue vendido como esclavo.

18 Le lastimaron los pies con grilletes y en el cuello le pusieron un collar de hierro.

19 Hasta que llegó el momento de cumplir sus sueños, el SEÑOR puso a prueba el carácter de José.

20 Entonces el faraón mandó a buscarlo y lo puso en libertad; el gobernante de la nación le abrió la puerta de la cárcel.

21 José quedó a cargo de toda la casa del rey; llegó a ser el administrador de todas sus posesiones.

22 Con total libertad instruía a los asistentes del rey y enseñaba a los consejeros del rey.

 

Proverbios 24:10 (RV1960) 

10 Si fueres flojo en el día de trabajo, Tu fuerza será reducida.

 

Proverbios 24:10 (NTV) 

10 Si fallas bajo presión, tu fuerza es escasa.

 

Proverbios 24:10 (TLA) 

10 Quien se rinde ante un problema, no demuestra fuerza ni carácter.





 

El carácter de Cristo.

 

Filipenses 2:3-8 (RV1960) 

3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;

4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

 

Filipenses 2:3-8 (NTV) 

3 No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes. 

4 No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás.

5 Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús.

6 Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse.

7 En cambio, renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre,

8 se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales.

 

Lucas 22:39-46 (RV1960) 

39 Y saliendo, se fue, como solía, al monte de los Olivos; y sus discípulos también le siguieron.

40 Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: Orad que no entréis en tentación.

41 Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró,

42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.

43 Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle.

44 Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.

45 Cuando se levantó de la oración, y vino a sus discípulos, los halló durmiendo a causa de la tristeza;

46 y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.

 

Lucas 22:41-46 (NTV) 

41 Se alejó a una distancia como de un tiro de piedra, se arrodilló y oró: 

42 «Padre, si quieres, te pido que quites esta copa de sufrimiento de mí. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía». 

43 Entonces apareció un ángel del cielo y lo fortaleció. 

44 Oró con más fervor, y estaba en tal agonía de espíritu que su sudor caía a tierra como grandes gotas de sangre.

45 Finalmente se puso de pie y regresó adonde estaban sus discípulos, pero los encontró dormidos, exhaustos por la tristeza. 

46 «¿Por qué duermen? —les preguntó—. Levántense y oren para que no cedan ante la tentación».

 

Juan 12:27-28 (RV1960) 

27 Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora.

28 Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez.

 

Juan 12:27-28 (NTV) 

27 »Ahora mi alma está muy entristecida. ¿Acaso debería orar: “Padre, sálvame de esta hora”? ¡Pero esa es precisamente la razón por la que vine! 

28 Padre, glorifica tu nombre». Entonces habló una voz del cielo: «Ya he glorificado mi nombre y lo haré otra vez».

 

El carácter de Cristo en nosotros.

 

Filipenses 1:10-11 (RV1960) 

10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo,

11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

 

Filipenses 1:10-11 (NTV) 

10 Quiero que entiendan lo que realmente importa, a fin de que lleven una vida pura e intachable hasta el día que Cristo vuelva. 

11 Que estén siempre llenos del fruto de la salvación —es decir el carácter justo que Jesucristo produce en su vida— porque esto traerá mucha gloria y alabanza a Dios.

 

Gálatas 4:19 (RV1960) 

19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros,

 

Gálatas 4:19 (NTV) 

19 ¡Oh mis hijos queridos! Siento como si volviera a sufrir dolores de parto por ustedes, y seguirán hasta que Cristo se forme por completo en sus vidas.

 

Filipenses 2:19-23 (RV1960) 

19 Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro estado;

20 pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros.

21 Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.

22 Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio.

23 Así que a éste espero enviaros, luego que yo vea cómo van mis asuntos;

 

Filipenses 2:20-22 (NTV) 

20 No cuento con nadie como Timoteo, quien se preocupa genuinamente por el bienestar de ustedes. 

21 Todos los demás solo se ocupan de sí mismos y no de lo que es importante para Jesucristo, 

22 pero ustedes saben cómo Timoteo ha dado muestras de lo que es. Como un hijo con su padre, él ha servido a mi lado en la predicación de la Buena Noticia.

 

Filipenses 2:20-23 (NVI) 

20 Nadie como él se preocupa de veras por el bienestar de ustedes, 

21 pues todos los demás buscan sus propios intereses y no los de Jesucristo. 

22 Pero ustedes conocen bien la entereza de carácter de Timoteo, que ha servido conmigo en la obra del evangelio, como un hijo junto a su padre. 

23 Así que espero enviárselo tan pronto como se aclaren mis asuntos.

 

Colosenses 2:1-4 (RV1960) 

1 Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca han visto mi rostro;

2 para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,

3 en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

4 Y esto lo digo para que nadie os engañe con palabras persuasivas.

 

Colosenses 2:1-2 (NTV) 

1 Quiero que sepan cuánta angustia he sufrido por ustedes y por la iglesia en Laodicea y por muchos otros creyentes que nunca me conocieron personalmente. 

2 Quiero que ellos cobren ánimo y estén bien unidos con fuertes lazos de amor. Quiero que tengan la plena confianza de que entienden el misterioso plan de Dios, que es Cristo mismo.

 

Conclusión.

 

Romanos 5:3-5 (RV1960) 

3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

 

Romanos 5:3-5 (NTV) 

3 También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. 

4 Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. 

5 Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.